Tipos de brackets

Muchas innovaciones se han hecho en los últimos años en el campo de la ortodoncia. Ahora los brackets son menos visibles y han sido diseñados para combinar mayor estética y funcionalidad.

Los tipos de brackets incluyen:

Los brackets estéticos. Que pueden ser:

Brackets linguales. Estos brackets son metálicos y están pegados a la parte posterior de los dientes para que nadie pueda verlos. Suelen ser más difíciles de acostumbrarse a usar, y son más caros que los otros brackets estéticos.

Brackets de zafiro. Son totalmente transparentes, se mimetizan con el color de los dientes, son más resistentes que los brackets de porcelana. Son los brackets más escogidos por pacientes adultos.

Brackets de porcelana. Son blancos, están hechos de cerámica. Son apenas visibles, excepto por el alambre delgado que los atraviesa.

Los brackets convencionales de metal. Es la imagen clásica que se tiene cuando se habla de brackets. Un alambre delgado atraviesa los brackets y está unido en cada extremo a bandas de metal que van alrededor de las molares posteriores. Se pueden usar con ligas de diferentes colores para darles un toque divertido y casual.

Brackets autoligantes. Pueden ser metálicos o estéticos. Si son bien usados pueden reducir algunos meses el tiempo total de tratamiento. Los brackets del Sistema Damon son un ejemplo de ellos.

A continuación mira cómo se pegan los brackets: