Ortodoncia en adultos

Actualmente estamos viendo cada vez más pacientes adultos con brackets, gracias a que ahora se han creado alternativas más discretas cuando se trata de un tratamiento con brackets. Y muchos adultos se dan cuenta de que invertir en un cambio de imagen puede tener beneficios significativos en el campo social, económico y profesional. Enderezar los dientes es una parte importante de ese proceso de cambio de imagen.

“Estoy muy viejo para usar brackets”. Contrario a lo que muchos piensan, los dientes cuando están sanos se pueden mover a cualquier edad, por lo tanto no hay edad límite para recibir un tratamiento con brackets.

Sin embargo, el tratamiento de ortodoncia para los adultos es diferente en dos aspectos importantes:

Por un lado, el crecimiento y el desarrollo de los maxilares ya se ha completado en los adultos, por lo que los cambios en la estructura ósea de los maxilares no se puede lograr con aparatos de ortodoncia en la forma en que se puede hacer con un niño o adolescente en crecimiento.

En segundo lugar, la enfermedad de las encías es más frecuente en adultos que en niños y adolescentes. La salud de las encías juega un papel clave en todo esto; si los tejidos de las encías no son saludables durante la ortodoncia, la pérdida de hueso puede dar lugar a un mal pronóstico del tratamiento a largo plazo. Por lo que cualquier enfermedad de las encías debe ser controlada antes de que comience el tratamiento de ortodoncia. Y para mantener la salud de sus encías, tendrá que asegurarse de hacerse profilaxis regulares durante la ortodoncia, manteniendo una buena higiene oral en su vida diaria.

El uso de una contención después del tratamiento ortodóncico es muy importante, obligatorio y casi siempre de forma permanente. Los dientes que no se mantienen en su sitio por una contención vuelven de nuevo a sus posiciones originales, y eso se debe evitar, para mantener una bonita sonrisa a largo plazo.

Anuncios